Pronóstico Astrológico en español

Previsión astrológica para febrero del 2013

La vida es una serie de transiciones. Crecemos de jóvenes a ancian@s, desde abajo hacia arriba, y luego volvemos a iniciar otra ronda del círculo. Este mes, a medida que el Sol avanza desde Acuario a Piscis, va señalando que llevamos tres cuartas partes alrededor de la pista y nos dirigimos hacia una nueva línea de llegada. Desde el sosticio del 21 de Diciembre y durante enero, el Sol, Mercurio, Venus y Marte pasaron por Capricornio y ahora se mueven hacia Acuario. Esta es una época especial del año.

Es la época en que reflexionamos sobre las ganancias y las pérdidas, algo así como el balance de nuestras vidas, y miramos el saldo que nos queda. Capricornio es la culminación, el “punto más alto” del ciclo que se inició el pasado marzo con Aries. Fue un mes sobrio, donde preocupaciones prácticas por nuestra seguridad financiera y física ocuparon el primer plano. Hayamos tenido éxito en alcanzar nuestras metas o no, fue un tiempo en el que la vida nos dio una evidencia sólida, en relación a qué camino va a prosperar y cuál nos llevará a ninguna parte. La buena noticia es que ahora podemos tomar decisiones definitivas basadas, no en una fantasía caprichosa, sino en la realidad objetiva.

Y ahora transitamos a través de Acuario, el segundo desde el último signo del ciclo. Es la transición desde la practicalidad terrenal de Capricornio hacia las esferas acuosas de Piscis. De alguna manera, es el tiempo para dejar las pérdidas o recoger nuestras ganancias, y volver a comenzar a mirar hacia el futuro. Como quiera que haya sido este ciclo, llegó al máximo y comienza a disminuir. Llegó el momento de liberarnos de formas viejas, de trabajos desgastados, de viejas fuentes de seguridad ya que se dirigen al camino de salida. Es hora de des-condicionarnos de los patrones de funcionamiento del pasado y de liberarnos, como la fruta que ha madurado y está lista para comer. Llegó el momento de sacar la cabeza fuera de la tierra y de respirar un poco de aire fresco!

Capricornio a través de Piscis representa el último trimestre del ciclo y, como tal, son los signos menos personales y mas impulsados hacia lo social/colectivo. Es la fase final y son las fuerzas no-personales del espíritu quienes tienen la sartén por el mango, mientras maduramos más allá de nuestro propio interés para llegar a ser más conscientes social y espiritualmente. Es un tiempo para despertar más y más al panorama general y a través del no-apego, posiblemente obtener una perspectiva desde donde se pueden ver los efectos más grandiosos de la creación. Desde la cima de la montaña podemos ver tierras lejanas y trazar un rumbo futuro. Paralelamente, somos compensados por las semillas sembradas, consciente o inconscientemente, desde que comenzó el ciclo. Con la ganancia de nuestros esfuerzos pasados, es hora de hacer planes para el futuro.

Júpiter acaba de comenzar su tránsito directo, es decir que empienza a volver sobre sus propios pasos que cruzó por primera vez en julio pasado. Más tarde este mes, Saturno se tornará retrógrado (el 18) y revisará el pasaje que comenzó el pasado noviembre. Esto apunta a un período de crecimiento, a medida que el planeta de la expansión se desplaza avanzando hacia un nuevo territorio, trayendo consigo la sabiduría obtenida desde el pasado mes de julio. Al mismo tiempo, el planeta de las pruebas, ensayos y limitación retrocede a territorio ya cubierto (experiencias) para dar una última mirada, en caso de que se le haya pasado algo, producto del torbellino de cambios sucedidos desde el pasado mes de noviembre. Saturno retrógrado ayuda a liberar nuevos emprendimientos, y la energía innovadora de Acuario. Este es un excelente momento para arriesgarse a fijar objetivos ambiciosos.

En comparasión con enero, sentiremos que la energía se vivifica. Este sentimiento se incrementará hacia finales de mes y entrado marzo. Se pueden aún esperar algunos baches en el camino ya que como se mencionó, en este momento es el espíritu quien está a cargo. Si resistiéramos el cambio, persistiéramos en las viejas costumbres y no asumiéramos la responsabilidad por lo que experimentamos, este puede ser un tiempo de conmoción y espanto. En la astrología no hay “accidentes”. Cuando nuestra necesidad de cambio es profundamente reprimida o negada, se convierte en una sombra que se proyecta afuera de nosotr@s, tan lejos se proyecta que pensamos que es alguien o algo externo que viene hacia nosotr@s (o quizás sea el caso que se aleja). Después nos sorprendemos, para bien o para mal, por algún otro repentino, inesperado, acontecimiento en nuestras vidas. Si estás por delante de la pelota, no necesitarás de un impulso adicional.

Por desgracia esto también pasará! La claridad objetiva de Acuario nos lleva naturalmente más allá de la esfera humana de la invención hacia la esfera espiritual, no-lineal, de Piscis hacia fines del mes. A partir del día 25, tendremos el Sol, Mercurio, Venus, Marte, Chiron y Neptuno (es decir SEIS planetas!) todos en Piscis, hasta el 11 de marzo cuando Marte entra en Aries. Lo inefable, la experiencia no-material de infinito potencial, está más allá de la capacidad que nuestra mente puede comprender. El genio y la ciencia de Acuario palidecen ante la belleza de una puesta de sol, la mirada del amante, el nacimiento o la muerte de un ser querido, o la experiencia de Samadhi. Si logramos escuchar, oír, elevarnos y prestar atención a la llamada del Creador y nos alineamos con Su intención, podríamos alcanzar altos grados de conciencia que llevan directamente a experiencias admirables de apertura del corazón hacia fines de mes e inicios de marzo!

Lo que no significa que toda la humanidad se elevará a maravillosos estados de iluminación (cuánto quisiéramos!). En el campo donde el agricultor siembra los granos, hay semillas que son las primeras en brotar y romper el suelo para recibir los rayos del Sol. A medida que la estación avanza, otras más se asomarán mientras que algunas se alejarán. La oportunidad para florecer plenamente es donde el individuo dispuesto a individuarse, a tomar distancia de lo externo, lo que limita, los condicionamientos pasados, podrá aferrarse libremente para continuar hacia lo desconocido. Libres de las creencias, juicios, posesiones y normas sociales/religiosas, el alma se que vacía puede volver a colmarse con el néctar de inspiración divina.

Ahora estamos en la verdadera infancia de un ciclo de expansión terrenal mucho mayor, mucho más grande. El 21 de diciembre del 2012 marcó el inicio de una realidad para ser experimentada en este planeta, una expansión de Su capacidad. Mientras much@s esperaban con gran expectativa la manifestación instantánea de la energía espiritual, la semilla apenas empieza a germinar. Si consideramos la construcción del imperio Romano, la difusión del Cristianismo en el mundo o la protección política adquirida a través de los derechos humanos individuales, vemos que la conciencia colectiva es primero ‘sembrada’ por individuos cuyo impulso se siente y se propaga, como las ondas de una piedra arrojada a un estanque tranquilo.

Este no es el momento para abandonar la partida o arrojar la toalla, sino para ingresar suavemente a capas cada vez más profundas dentro de nosotr@s mism@s y del flujo subterráneo del inconsciente colectivo. Este mes y el próximo nos ofrecen nuevas posibilidades para flexionar los músculos de nuestro espíritu de maneras nuevas. La verdad acerca de la Vida y de nosotr@s mism@s que está más allá de los dominios de la ciencia y de la religión, está a nuestro alcance. Este es el mes para bosquejar el proyecto de vida que te llevará allí. Cada momento contiene dentro de sí, la promesa de comprensión; cada persona, es un portal hacia el infinito. El sentimiento sublime de amor eterno no tiene por qué ser desencadenado por exhibiciones masivas, externas o dramáticas, sino por los más mínimos momentos de despertar interior. Que tengas un mes pleno de esos momentos que crecen de manera exponencial en todas las direcciones multidimensionales!

Días de grandes cambios: 1, 4, 8, 9, 10, 18, 20, 25 y 28

Share Button

Helping you connect with your spiritual soul purpose